Publicador de contenidos

Nuevas tecnologías a bordo

30/03/2023

Pesca

María Barja Martín
Inteligencia artificial Satlink

El informe “Segundo Observatorio sobre nuevas tecnologías en el sector marítimo español”, elaborado por la empresa Satlink, destaca que el uso de redes sociales, servicios de mensajería o aplicaciones de comunicación y ocio en el mar sigue la misma tendencia al alza que se detecta en tierra, al tiempo que disminuyen las llamadas de voz tradicionales. La velocidad de transmisión de datos mediante banda ancha satelital en alta mar se incrementó un 22% el pasado año. Según el análisis de la compañía, se produjo una desaceleración del 3% en los minutos de llamadas de voz (443.973 en 2022 frente a 457.233 en 2021) que se ha desplazado hacia un mayor uso de los datos. 
Habitualmente, la demanda de servicios de voz aumenta en el último trimestre del año, coincidiendo con la Navidad. Sin embargo, a finales de 2022 el consumo de llamadas cayó un 5,1% en favor del incremento de un 6,6% en el de datos.

Satlink es una empresa española, líder en el sector de las telecomunicaciones. Desde 1992 ofrece servicios a nuestra flota. La comunicación por satélite asegura mayor conectividad con tierra, garantizando el bienestar de las tripulaciones, que se sienten más cerca de sus seres queridos, lo que hace que sea más llevadero el trabajo en el mar, uno de los objetivos primordiales de la compañía. En este sentido, “cuidar de los océanos es también cuidar de las personas que trabajan ahí”, dice Faustino Velasco, presidente de Satlink.

SOSTENIBILIDAD

Los servicios que ofrece la empresa basados en la Inteligencia Artificial (IA), inciden además en la optimización de la eficiencia operacional de las embarcaciones y en la seguridad en la navegación. Es el caso del proyecto de “Barco conectado” que desarrolla desde hace dos años. Monitoriza y da soporte remoto al barco, al tiempo que ofrece un mantenimiento preventivo y un acceso a sistemas y plataformas de información y previsiones meteorológicas y oceanográficas. Asimismo, dota de herramientas tecnológicas a los tripulantes, con el fin de cumplir con una regulación cada vez más exigente en materia ambiental, de gestión y de control.

En el caso de las flotas pesqueras, el uso de boyas inteligentes y el empleo de datos oceanográficos y meteorológicos permiten seleccionar las mejores rutas y zonas para pescar. Por ello, son las herramientas más demandadas. La optimización de costes operacionales en el sector pesquero, se ve reforzada con boyas selectivas que integran ecosondas de distintas frecuencias y que, mediante el uso de algoritmos e IA, son capaces de detectar y distinguir no solo la cantidad de peces que hay sino también la especie y el tamaño. De este modo, las nuevas tecnologías permiten que las labores de los pescadores sean más sostenibles, tanto en la protección de los recursos como en la disminución de las emisiones contaminantes.

Faustino Velasco, presidente de Satlink
Faustino Velasco, presidente de Satlink.

Otra de las aplicaciones de la IA que ha ganado fuerza es la Observación Electrónica que permite un análisis asistido de la pesca, al analizar imágenes y evaluar las prácticas en el tratamiento de capturas accesorias. Este tipo de servicios garantiza la trazabilidad: cómo, cuándo y de dónde proceden los peces. Según el informe, las grabaciones de “días de mar” se incrementaron en el año 2022, un 21% frente al año anterior.

La misión de la compañía es ayudar a los pescadores a tomar las mejores decisiones con el uso de la tecnología, consiguiendo que la actividad pesquera sea más transparente y sostenible. Sin ninguna duda, la gestión de una pesca comprometida con el entorno natural pasará en el futuro por el uso de datos y la mejora constante de algoritmos.