Asset Publisher
UN EQUIPO ESPAÑOL GANA EL “ATLANTIC CHALLENGE”

Victoria contra los microplásticos

01/03/2023

Medio Ambiente

Borja Barrera Jiménez
El equipo español

El equipo español “Ocean Cats”, integrado por Juan Romero, Martí Ramírez, Sergi Franch y Quim Planells, ganó este año el “Talisker Whisky Atlantic Challenge” para el que llevaban preparándose casi cuatro años. “La parte fundamental de la preparación física consistió en el entrenamiento en máquina de remo y varias travesías en mar abierto, de entre tres y cinco días de duración. Para la preparación mental contamos con la ayuda de psicólogos especializados”, dice Juan Romero.

La prueba, una de las más exigentes de remo, se inició en el puerto de San Sebastián de la Gomera, en diciembre de 2022, con la participación de 43 equipos y 127 remeros de todo el mundo. Las tripulaciones pasaron entre 30 y 90 días en el Atlántico enfrentándose a todo tipo de situaciones e imprevistos. Cada equipo debe gestionar su propia estrategia de navegación para llegar a Antigua-Barbuda en el menor tiempo posible. 

“El desafío -aseguran los representantes españoles- requiere un gran esfuerzo físico y mental, ya que cada participante pierde cerca de 10 kilos, al consumir unas 5.000 calorías diarias. La alimentación del equipo consistía en productos liofilizados, altamente calóricos. “La comida liofilizada (congelada a temperatura muy baja y sometida a alto vacío para que el agua se sublime, dañando muy poco la estructura del alimento) es apta para una conservación a largo plazo. Además, pesa mucho menos, al haberle quitado el agua y tiene un sabor parecido a la comida ‘normal’ después de rehidratarla”, comenta el regatista.

Durante el recorrido, el equipo cambió la estrategia de navegación para alzarse con la victoria. “Hasta el último tercio, no sabíamos la posición real que ocupábamos, y nos limitábamos a remar lo más rápido posible. Pero cuando los cinco primeros equipos estábamos ya en rumbo directo, pudimos hacer cambios en los turnos (remando tres personas durante media hora cada dos horas en las horas diurnas) lo que nos permitió colocarnos los primeros. En esta posición, volvimos a la rutina habitual de remar dos personas cada dos horas, descansando otras dos”, detalla Romero. Los integrantes que no remaban aprovechaban ese tiempo para comer, dormir o asearse y, si era necesario, hacer reparaciones.

La embarcación que utilizaron tiene dos placas solares, una desalinizadora automática y otra manual, así como toda la instrumentalización necesaria para la navegación de altura. 
El equipo español necesitó 31 días, 17 horas y 9 minutos en alta mar, sin asistencia ni escalas para ganar la competición, llegando al destino el 13 de enero a las 00:11, hora local. 
Las claves que propiciaron la victoria del equipo español han sido la experiencia de sus integrantes en el mundo del remo de competición y estar siempre unidos en la toma de decisiones.

equipo español en la regata Talisker Whisky Atlantic Challenge
Equipo español en la regata Talisker Whisky Atlantic Challenge / Foto: Penny Bird

MUCHAS DIFICULTADES

Los regatistas españoles se encontraron con numerosos problemas a medida que pasaban los días y se hacían kilómetros. Además del cansancio, la falta de sueño o el agotamiento mental, surgieron imprevistos como la rotura de una orza o la embestida de un tiburón de tres metros. “La rotura de la orza nos ocurrió en medio de un temporal de olas y viento. Pasé bastante miedo porque el bote perdió estabilidad y en cualquier momento podíamos volcar y encontrarnos en una situación muy comprometida”, afirma Romero.

También se enfrentaron a condiciones meteorológicas adversas, como el cielo nublado que no dejaba cargar las baterías. “Nos llovió mucho durante una semana y media. Estábamos continuamente mojados al quedarnos sin ropa seca, lo que nos produjo llagas y heridas que tardaron en curarse”, comenta el regatista.

Pese a los imprevistos, problemas y dificultades no todo fue malo. La experiencia también les dio momentos inolvidables. “Lo mejor ha sido encontrarnos con vida en medio del mar. Aunque parezca raro, casi no hay animales grandes. Tuvimos varias visitas de delfines, sobre todo una manada de unos 100 animales, que estuvo jugando con nosotros varias horas; una ballena, que nos acompañó una tarde entera, y algunos pájaros que nos visitaban todos los días a la misma hora”, relata este deportista.

El equipo español se alzó con la victoria tras 31 días en el mar 
El equipo español se alzó con la victoria tras 31 días en el mar  / Foto: Penny Bird


PROTEGER LOS OCÉANOS

La participación del equipo español tenía un doble objetivo. Por un lado, potenciar el remo oceánico y, por otro dar a conocer el daño que sufren los mares y océanos por el uso excesivo de plásticos, así como el impacto que tienen en el medioambiente. “Los microplásticos son invisibles a simple vista. La “sopa” de microplásticos se detecta con muestreos. Seguiremos participando en todas las acciones que podamos para hacer visible este problema”, comenta Juan Romero.

Para sensibilizar a los jóvenes, estos deportistas ofrecen charlas divulgativas en escuelas y centros educativos, así como travesías a remo de larga distancia. Además, colaboran como embajadores con la ONG Surfrider Foundation Europe, participando en campañas de concienciación y sensibilización para dar visibilidad al problema. 

También realizan un taller “Escuelas Oceánicas”, dirigido a estudiantes, en el que durante una hora les hablan del remo oceánico. Los orígenes y particularidades de esta modalidad deportiva y de su experiencia en travesías. Con ayuda de la ONG, abordan la sensibilización medioambiental divulgando, de forma clara y comprensible, la necesidad de proteger los mares y océanos del planeta.

También llevan a cabo muestreos de microplásticos que, gracias a la experiencia y análisis que lleva a cabo el Grupo de Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona, ofrecen el remo oceánico como una manera limpia y sostenible para obtener muestras científicas.

El premio del “Oceans Cats” ha consistido en un trofeo y unos relojes Bremont conmemorativos, valorados conjuntamente en 15.000 libras. Y, lo más importante, el respeto del mundo del remo por la victoria en una competición tan exigente. 

La "Talisker Atlantic Challenge" esta considerada como una de las regatas más exigentes
La "Talisker Atlantic Challenge" esta considerada como una de las regatas más exigentes / Foto: Penny Bird


VIDEO DE LA VICTORIA DE OCEAN CATS

Asset Publisher